Reflujo Gastroesofágico en Lactantes

Hace un par de días me escribió una mamá pidiéndome recomendaciones para su bebé de 1 mes y medio que padece de reflujo y colicos. Ella me comentaba que está medicado y con fórmula especial. En este caso en particular, como ya está bajo tratamiento con fármacos y fórmula el abordaje restante sería el Nutricional y de la Postura.

Este bebé al ser tan pequeñito probablemente esté padeciendo un Reflujo Gastroesofágico (RGF) madurativo o fisiológico, cuyo síntoma más visible es la regurgitación. Estas regurgitaciones madurativas se produce a diario en el 50% de los bebés menores de tres meses y el RGE se resuelve en la mayoría de los casos de manera natural alrededor del año de edad.

Abordaje Dietoterápico:

  1. Tipo de fórmula adaptada: Antiguamente se espesaban los biberones con cereales (arroz) y luego aparecieron las Fórmulas Anti Regurgitación (F-AR) que tienen un espesante en su composición (harina de algarrobo, almidón de maíz o arroz) y son las que se utilizan en el tratamiento de los lactantes con RGE. Según los estudios actuales, los lactantes que son alimentados con pecho o fórmula tienen una cantidad parecida de eventos de reflujo fisiológico, aún así en los bebés alimentados con leche de madre estos episodios parecen ser más cortos y menos intensos, esto es unmotivo más para tratar de mantener y prolongar la LM.
  2. Espesantes: Elaborados para agregar a la FAR. Se ha demostrado que los mismos disminuyen el nú625653_523461161033127_478195638_nmero de regurgitaciones y vómitos pero no se ha podido probar aún que sean útiles en la mejora del cuadro clínico del RGE. También aumentan la densidad calórica. Muchas mamás utilizan el espesante Gumilk (0 a 12 meses) que es a base de algarroba y les ha dado muy buenos resultados, consulta con tu pediatra.*
  3. Fraccionamiento de la tomas: Una opción que ha demostrado reducir el número de eventos de reflujo es disminuir los volúmenes y acortar los intervalos entre tomas.

Postura:

Aunque en los estudios con pHmetría se encontró que la posición boca abajo (decúbito prono o ventral) reduce la cantidad de episodios de RGF en comparación con la posición boca arriba (decúbito supino o dorsal) se desaconseja dormir boca abajo porque esta postura se asocia con una mayor incidencia de síndrome de muerte súbita del lactante (SMSL). La recomendación es que los bebés duerman boca arriba desde que nacen hasta el año de vida, aunque RGE2muchos pediatras aceptan una posición en decúbito supino a 30°, de preferencia del lado izquierdo, para ayudar al vaciamiento gástrico. Hay mucha controversia y no se ha llegado a ningun acuerdo acerca de si la elevación de la cabeza es beneficiosa o no. Algunas mamás que he tratado han utilizado un colchón antireflujo y les ha funcionado bastante bien. Se desaconsejan los grandes volúmenes de comida y el uso de ropa muy ajustada antes de dormir.

Sospecha de una posible alergia a la proteína de la leche de vaca (APLV):

Conozco muchos casos de mamás que he tratado en los cuales la causa de las regurgitaciones y vómitos no era sintomatología de RGE sino APLV. El reflujo gastroesofágico que no responde al tratamiento habitual  es justamente la manifestación clínica de esta alergia. Si este fuera tu caso y estuvieras amamantando tendrías que hacer una dieta de exclusión de lácteos de 2 a 4 semanas para corroborar este posible diagnóstico. Si pasado este tiempo los síntomas desaparecen en el bebé, se vuelven a introducir los lácteos de vaca en la dieta de la mamá y si siguen sin aparecer se descarta la APLV. Si se confirma el diagnóstico  y el niño estaba siendo alimentado con fórmula tradicional o FAR se cambiará la misma por una hipoalergénica con proteinas hidrolizadas o a base de aminoácidos (AA) por los próximos 12 meses. Estas fórmulas hidrolizadas también funcionan muy bien para los cólicos.

Para finalizar tengo que aclarar que como nutrióloga puedo asesorar desde la dietoterapia pero bajo ningún punto de vista puedo recetar fármacos u ordenar exámenes, por lo que siempre deben consultar con su pediatra antes de realizar cambios o modificaciones ya que él o ella conocen la historia clínica de sus hijos y están habilitados y capacitados para un abordaje integral de esta patología. Como mamá puedo compartir mi experiencia personal con ustedes “off the record”. En este sentido y con respecto a los cólicos, a mi me funciono muy bien “espaven pediatrico” que me recomendó mi pediatra y muchisimas amigas.

 

medium_40980039Nota*: El posicionamiento del Comité de Nutrición de la Asociación Española de Pediatría con respecto al uso de las fórmulas F-AR es que las mismas sólo deben usarse bajo supervisión médica junto con otras medidas de tratamiento como la postura y los fármacos. No aconseja su uso en lactantes sanos regurgitadores que crecen de manera normal. Dicho de manera coloquial, sólo estarían indicadas para los lactantes que al vomitar casi toda la leche que consumen no están aumentando de peso de la manera esperada. De todos modos la introducción y el tipo de FAR será puntos a definir por el pediatra de cada niño en particular.

Bibliografía:

  • Orsi, M. et al. Alergia a la proteí­na de la leche de vaca: Propuesta de Guí­a para el manejo de los niños con alergia a la proteína de la leche de vaca. Arch. argent. pediatr. 2009; 107(5):459-470
  • Guevara, G y Toledo, M. Reflujo gastroesofágico en pediatría. Rev. chil. pediatr. 2011; 82(2), 142-149
  • Plaza Martín, AM. Alergia a proteínas de leche de vaca. Protoc diagn ter pediatr. 2013; 1:51-61.
  • Ferrer Lorente; B, Vitoria Mañana; I, Dalmau Serra; J. Indicaciones para la fórmulas lácteas especiales. Fórmulas para problemas “menores”. Fórmulas sin lactosa y fórmulas de proteínas de soja. Acta Pediatr Esp. 2009; 67(7): 333-7
  • Velasco Benítez, CA. GERD in children: an update. Asociaciones Colombianas de Gastroenterología, Endoscopia digestiva, Coloproctología y Hepatología. Rev Col Gastroenterol. 2014; 29 (1) 2014

Leave a Reply