Embarazo: Algunos Micronutrientes Críticos

El embarazo constituye un momento fisiológico vulnerable en el cual los requerimientos energéticos, proteicos, vitamínicos y minerales se encuentran aumentados por lo que una adecuada alimentación y nutrición es un factor crucial para el adecuado desarrollo del bebé y para la salud de la mamá por lo que se debe tener especial cuidado  en el consumo de hierro, calcio y ácido fólico evitando sus deficiencias así también como en la prevención de la malnutrición por exceso o por defecto. En este artículo voy a enfocarme en la ganancia de peso saludable, el acido fólico, el hierro, el calcio y el zinc.

Micronutrientes Críticos: Recomendaciones, Fuentes  y Consecuencias de su déficit

Folatos: E10300896_549622105159290_3689018252236969370_nl ácido fólico cumple un papel importante en en la formación del ADN y es de vital importancia para la división celular. En el embarazo las necesidades aumentan debido a la rápida división celular del feto y al mayor nivel de pérdidas por la orina. Se recomienda un consumo de  0,4 – 0,8 mg de ácido fólico al día a toda mujer embarazada y a aquellas que estén planeando un embarazo y de 4 mg/día para las mujeres con antecedentes de defectos en el cierre del tubo neural en embarazos anteriores.  Durante la lactancia el consumo debe ser de entre 0,1 a 0,2 mg/ día.

Debido a que el tubo neural se cierra antes del día 28 de gestación, la administración de suplementos de ácido fólico pasado el primer mes de gestación no servirá para prevenir defectos del tubo neural por lo que si estás planeando un embarazo y más aún si tu alimentación es deficiente es recomendable comenzar con suplementos de ácido fólico de 400 microgramos diarios por lo menos 3 meses antes de producirse el embarazo.

Son fuentes ricas de esta vitamina, el hígado, las carnes, el huevo, las leguminosas, los cereales integrales,  algunos vegetales, tubérculos y frutas (papa, calabaza, berro, nabo, pimientos, tomates, melón, plátano y cítricos). Se destruye casi su totalidad durante la cocción.

El déficit de folatos en la dieta de la mujer embarazada favorece  el desarrollo de los defectos en el cierre del tubo neural y la aparición de anemia megaloblástica en la gestante.

Hierro: La anemia ferropénica es la deficiencia nutricional más frecuente entre las embarazadas. El hierro Forma parte de la hemoglobina participando  en el transporte de oxígeno. Es requerido para la síntesis de diferentes enzimas imprescindibles en el metabolismo celular.max y ana

Se recomienda una ingesta de hierro es de 30 mg/día durante el embarazo. La OMS aconseja la suplementación diaria con hierro durante el embarazo, como parte de los cuidados estándar en la población con riesgo de deficiencia en hierro.

Son alimentos fuente de alta biodisponibilidad de hierro vísceras y carnes rojas, pescado, pollo; y de baja biodisponibilidad las leguminosas, verduras de hoja verde oscuro y cereales. La ingesta de Vitamina C, carne de res, aves y pescados son capaces de aumentar la absorción del hierro de baja biodisponibilidad, pero solo si se encuentran en la misma comida. Los alimentos fuentes de hierro no deben consumirse al mismo tiempo que los alimentos fuentes de calco porque este último dificulta su absorción.

El déficit  de hierro se asocia con parto prematuro, peso bajo al nacer y mayor riesgo de la mortalidad materna.

Calcio: Participa en la coagulación, modula la contracción muscular, la absorción y secreción intestinal y la liberación de hormonas. En el embarazo el cuerpo produce modificaciones en pos de satisfacer las necesidades de calcio por prte de la futura madre incrementando su absorción intestinal, disminuyendo las pérdidas por orina y heces, aumentando la movilización ósea y facilitando su paso a través de la placenta, así como incrementando

Se recomienda un consumo de 1 000 mg/día durante el embarazo y e 1 300 mg/día en adolescentes embarazadas. Es preferible que el aporte del mismo a sea cubierto con productos lácteos, en lugar de suplementos medicamentosos). Las fuentes principales de calcio son los lácteos y sus derivados por su mayor biodisponibilidad ya que el calcio está asociado a la caseína, logrando así tener una absorción máxima. Si la embarazada es intolerante a la lactosa se recomienda el queso. La quínoa quinua es una de las mejores fuentes de calcio e origen vegetal.

El déficit de calcio está asociado a un  mayor riesgo de hipertensión y parto prematuro. Por otro lado, si la dieta es deficiente en calcio, el feto puede tomar el calcio de los huesos de la madre.

Zinc: El zinc es fundamental en la embriogénesis, el crecimiento y desarrollo fetal.  Los alimentos fuentes de este mineral son principalmente mariscos, carnes, vísceras rojas, huevos y cereales integrales. Durante el embarazo se recomienda un consumo de 11 mg/dia de Zinc y de 12 mg/dia para embarazadas adolescentes.

Su déficit se relaciona con una alta incidencia de defectos en el tubo neural, y con alteraciones del crecimiento y desarrollo. Puede provocar  malformaciones congénitas, como defectos del paladar, cardíacos, urológicos, esquelé­ticos y cerebrales cuando esta deficiencia es severa y cuando la misma  es moderada se puede elevar el  riesgo de rotura prematura de membranas y parto prematuro.

Pautas Dietéticas:10519500_287249601448085_4022204870494747110_n

  1. Asegurar el consumo adecuado de energía que asegure un adecuado incremento de peso según el peso previo al embarazo.
  2. Asegurar el consumo diario de alimentos de origen animal fuentes de hierro, ácido fólico, calcio, vitamina A y zinc.
  3. Promover el consumo diario de frutas y verduras crudas y con cáscara, bien lavadas ya que las mismas tienen un elevado contenido de fibra dietaria que ayuda a corregir el estreñimiento de la gestante.
  4. Evitar el consumo de café, gaseosas, golosinas.
  5. Recomendar el uso de la sal yodada en las comidas.
  6. Promover la actividad física en la mujer gestante.
  7. Evitar el cigarro,  el consumo de alcohol y otras drogas.

*Nota: En caso de que la futura mamá presente depleción en sus depósitos de hierro y acido fólico al momento de quedar embarazada la OMS recomienda suplementación oral de 30 mg/día para el hierro y 0,4 mg/día para el ácido fólico.

Fotos by: Di Martini para Oh My! PhotographyAna Acosta Cuadro

Leave a Reply